Esta feo decirlo...

No hace mucho tiempo escuché una expresión que, desde luego, no es nueva, seguro que para nadie; sin embargo, en esa ocasión, la escuché de forma diferente. La expresión completa fue “está feo decirlo, pero… me considero buena persona”… En ese momento, me “sonó” mal… ¿está feo decir que me considero buena persona?, ¿está feo decirlo?, ¿está feo serlo?,... ¿está feo???, ¿por qué?...

No hace mucho tiempo escuché una expresión que, desde luego, no es nueva, seguro que para nadie; sin embargo, en esa ocasión, la escuché de forma diferente. La expresión completa fue “está feo decirlo, pero… me considero buena persona”… En ese momento, me “sonó” mal… ¿está feo decir que me considero buena persona?, ¿está feo decirlo?, ¿está feo serlo?,... ¿está feo???, ¿por qué?...

Entonces surgió la inquietud de intentar trasladar lo que se me estaba pasando por la cabeza para poder explicar algo importante para todos y que puede afectar directamente a nuestra propia autoestima.


Empezaré explicando qué es la autoestima, que aunque es algo con lo que todos estamos ligados de alguna manera, ya sea por su “presencia” como por su “ausencia”, quiero partir desde ese punto para explicarme.


La autoestima es una valoración, percepción o juicio tanto positivo como negativo que una persona hace de sí misma. Se va creando desde la infancia, y modelando a lo largo de toda la vida.


Para crear esa autoestima tienen mucho que ver los comentarios escuchados por parte de padres, abuelos, amigos, y demás personas que rodean; de manera que la forma de reforzar a los niños, o de criticar, o de repetir comentarios respecto a cómo son, cómo se comportan, cómo hacen las cosas… ayuda a que el niño vaya creando ese concepto de sí mismo, que aunque se puede ir modificando a lo largo de la vida, va marcando la forma de afrontar cada experiencia que vaya viviendo, tanto a nivel psicológico como a través de su comportamiento.


Muchas veces se tienen en cuenta, y se pone cuidado a los comentarios que se les dicen a los niños, pero cuando van creciendo, o vamos creciendo nosotros mismos a veces se va dejando de cuidar tanto dichos comentarios…


Cuando tenemos algún sentimiento previamente se han dado una serie de pensamientos, de los que hemos sido conscientes, o no, y que generan el sentimiento posterior. Es decir, cuando tenemos pensamientos, el sentimiento que genera dichos pensamientos es coherente. 


Por lo tanto, si el pensamiento es agradable, el sentimiento que genera también lo es. Si es desagradable, también es desagradable el pensamiento.


Esos pensamientos no están formados más que por lenguaje interno que hacemos sin despegar los labios, al que llamamos “Autoverbalizaciones”, y cuya estructura es exactamente la misma que el lenguaje que utilizamos para hablar a los demás, aunque en este caso lo hacemos a nosotros mismos.


Cuando hablamos a los demás, generalmente, utilizamos el lenguaje con la intención de que las otras personas no se sientan mal, o no malinterpreten lo que se quiere decir, y, por lo tanto, cuidamos la forma del lenguaje en beneficio de los demás.


Sin embargo, cuando pensamos y utilizamos el lenguaje con nosotros mismos no siempre tenemos el mismo cuidado, y en ocasiones, nos dejamos llevar por pensamientos irracionales, que no son del todo o nada ciertos, y nos cuesta cargar con las consecuencias de los sentimientos que producen.


Cuando esto ocurre normalmente en nuestro lenguaje de pensamiento solemos cometer diversos errores, como puede ser utilizar un lenguaje peyorativo y poco constructivo, cuyo contenido puede ser poco o nada realista, además de ser poco específico y tender a generalizar. Un ejemplo de este tipo de pensamientos pueden ser: “eres lo peor, nada te sale bien, ni te va a salir nunca”. De entrada este pensamiento no es cierto, aunque solo sea porque es imposible que todo nos salga mal; sin embargo, en el momento en que se está pensando, el sentimiento que trae es coherente con lo que se dice, no con la realidad, y se siente como si fuera real.


Por eso es muy importante cuidar el lenguaje utilizado en nuestros pensamientos, para no inundarnos de sentimientos que vienen de pensamientos que no son ciertos, y que no son agradables.


Identificar estos pensamientos es el primer paso para poder desmontarlos y cambiarlos por otros que si sean realistas, por ejemplo por “esto no te ha salido bien, no todo tiene que salir bien fácilmente, lo puedo seguir intentando para conseguirlo”. Cuando el contenido del pensamiento es cierto, preciso, y optimista, el sentimiento posterior será siempre más agradable.


Para la autoestima esto es muy importante ya que gracias al manejo de los pensamientos se puede ir construyendo una percepción personal que también sea más acorde con la realidad, para poder ir mejorando aquello que se considere importante, además de dejar espacio para las valoraciones personales positivas, y que podamos utilizarlas de la misma manera, Es decir, que no haya problema por pensar sobre nosotros mismos con un lenguaje realista, preciso y constructivo, y poder decirnos también las cualidades positivas que realmente tenemos.


Solemos estar bastante preparados y dispuestos para “pensarnos en negativo”, y esto lo hacemos frecuentemente con nosotros y los demás, sin embargo, cuando vamos a hablar de nosotros mismos en positivo… entonces tendemos a pedir perdón… “está feo decirlo, pero…”.


Para nuestra autoestima esta bonito decirnos nuestra parte positiva, siempre que sea real, porque nos trae buenas consecuencias en nuestro sentimiento. ¿Por qué va a estar feo decirlo?. Y ¿por qué tiene que ser feo decírselo a los demás?. Si somos capaces de ver las cosas negativas que tenemos que cambiar, y los positivas que tenemos, entonces podemos contarlo, ¿por qué va a estar feo?...


Por lo tanto si “me considero buena persona” no hace falta que lleve delante una disculpa, si me considero una buena persona, y además mi percepción es acorde con la realidad en gran medida… ¿tengo que pedir perdón?... Si ese es así, como mínimo en mis pensamientos lo puedo decir abiertamente y sentir lo que corresponde, porque seguro que será muy agradable de sentir.

0 0
Feed